Casa de ayuda y refugio
para mujeres y niños/as víctimas
de violencia doméstica

Acerca del
Centro de Lina

Historia

El Centro de Lina es un albergue de Laval creado para satisfacer las necesidades de mujeres y niños/as víctimas de violencia doméstica.

La casa toma su nombre de una mujer llamada Lina que estaba alojada en la Maison l’Esther y, luego de regresar a la casa familiar, fue asesinada por su pareja agresiva. Es en homenaje a esta mujer fuerte y valiente que la casa lleva con orgullo su nombre.

Aunque la gran aventura de poner en marcha El Centro de Lina comenzó en el año 2004 dentro del equipo de la Maison L’Esther, fue el 5 de abril de 2005 que se emitió el acta de nacimiento oficial de nuestra organización. La asamblea general fundacional y el pago de los primeros fondos a la misión tuvieron lugar en el otoño de ese mismo año.

En el verano de 2006 se contrataron las primeras trabajadoras y se realizó el traslado a una pequeña casa temporal. Unos meses más tarde, las primeras mujeres y niños/as fueron alojados en el Centro de Lina. En ese momento, solo podíamos acomodar a 4 personas a la vez.

Luego, en el otoño de 2008, tuvimos la suerte de recibir el financiamiento para comprar una casa más grande. Ahora podemos acomodar a 15 mujeres y niños/as. También fue en este momento que el equipo creció de 6 a 12 trabajadoras acompañantes.

En los últimos años, nuestro recurso ha desarrollado varias colaboraciones y proyectos en Laval. Entre los más destacables, tenemos una colaboración entre las 3 casas de refugio, así como con la CAVAC de Laval, que actualmente permite la formación continua en violencia doméstica de los patrulleros de la policía de Laval.

Las tres casas también han puesto en marcha conjuntamente un vasto proyecto para crear conciencia sobre la violencia psicológica. La promoción de esta campaña, “Vous n’êtes pas folle” (No estás loca), apareció en las estaciones de metro y en los autobuses de Laval.

Nuestra asociación con la Maison l’Esther también ha llevado a la traducción de nuestras herramientas de intervención para hacerlas accesibles a las mujeres inmigrantes. De hecho, hemos notado un aumento en el número de mujeres de otros países que necesitan nuestra ayuda y a las que damos la bienvenida en nuestro refugio.

El Centro de Lina celebró su décimo aniversario en 2016. Este aniversario estuvo marcado notablemente por la realización del proyecto “Couloirs de violence amoureuse” (Entretelones de la violencia amorosa) en colaboración con varios socios regionales. Nuestras trabajadoras acompañantes especialistas en menores concurrieron a diferentes escuelas de Laval para educar a los jóvenes sobre la violencia doméstica en las relaciones románticas ya que, lamentablemente, este problema social se experimenta a todas las edades.

Misión

El Centro de Lina es una organización sin fines de lucro que, con fines sociales y políticos, tiene como objetivo:

  • Brindar acogida, alojamiento seguro y apoyo a mujeres y niños/as víctimas de violencia doméstica;
  • Sensibilizar a estas personas sobre sus derechos y a la población ante la problemática social de la violencia doméstica;
  • Lograr estos objetivos con una perspectiva más amplia, dirigida a combatir la violencia doméstica, en particular a través de un enfoque feminista y global que promueva las relaciones igualitarias, la conciencia y la autonomía de todas las mujeres.

Valores

Creemos firmemente que las mujeres víctimas de violencia doméstica tienen la capacidad y el poder de actuar sobre su vida en función de sus propias necesidades e intereses.

Promovemos la alianza con las mujeres y las relaciones igualitarias a través del respeto, la transparencia y la solidaridad.

Estamos comprometidas con la defensa de los derechos de las mujeres y los niños/as, así como en la lucha contra la injusticia, porque consideramos la violencia doméstica como un problema social inaceptable.

Estos son nuestros valores:

Respeto

El respeto requiere el reconocimiento de la integridad, dignidad y libertad de la mujer. Esto significa:

  • Respetar su derecho a ser diferente.
  • Aceptar que es un ser único, capaz de actuar y pensar a su manera.
  • Tener en cuenta sus opiniones, creencias, cultura, religión, estilo de vida, orientación sexual en una actitud mutua sin prejuicios.

Igualdad

La igualdad consiste en fomentar el desarrollo de relaciones igualitarias con y entre las mujeres. Esto significa:

  • Luchar contra la desigualdad entre hombres y mujeres.
  • Garantizar que tengan derecho, sin discriminación, a la igualdad social, económica, política, jurídica y cultural.
  • Asegurarse de que se respeten estos derechos.

Autodeterminación

Es poner todo a disposición de las mujeres para permitir su autodeterminación. Esto significa:

  • Promover el desarrollo de la independencia, la creatividad y la libertad de la mujer.
  • Reconocer todo su potencial para conducir sus vidas y tomar decisiones por sí mismas y por sus hijos/as.
  • Animar a las mujeres a adquirir una visión más amplia de la socialización y de su impacto en sus vidas compartiendo con ellas nuestra visión de la emancipación colectiva de las mujeres.

Justicia social

Justicia social La justicia social se expresa de la siguiente manera:

  • Creer en la igualdad de derechos y en la solidaridad colectiva.
  • Luchar de manera conjunta para que las mujeres tengan derecho a servicios de calidad y a un reparto equitativo de los recursos que deben satisfacer sus necesidades básicas y mejorar su bienestar.

Solidaridad

Si hay un concepto y un valor bien anclado, es la solidaridad:

  • Fomentar un vínculo de solidaridad desarrollando un sentimiento de responsabilidad común, unidad y empoderamiento colectivo a través del apoyo mutuo.
  • Movilizarse colectivamente.
  • Actuar de manera conjunta por un objetivo común.

Equipo de trabajo

El equipo del Centro de Lina está formado por un núcleo sólido de trabajadoras acompañantes con experiencia y compromiso. Estas últimas han recibido diferentes formaciones y proceden de diversos entornos. Esta gran diversidad es un testimonio de la apertura de la casa y de su deseo de ofrecer servicios a mujeres de diversas procedencias.

Más específicamente, el equipo incluye:

  • Una coordinadora
  • Una ayudante administrativa
  • Trabajadoras acompañantes de las mujeres
  • Trabajadoras acompañantes de personas menores
  • Trabajadoras acompanantes externas
  • Trabajadoras acompañantes de guardia

Como parte de las actividades de prevención de la violencia doméstica, nuestras trabajadoras acompañantes también nos representan ante otras organizaciones comunitarias en la ciudad de Laval y en las escuelas secundarias.

Consejo de administración

El Consejo de administración está compuesto por siete mujeres dedicadas a la causa:

  • La coordinadora
  • Dos representantes de las trabajadoras acompañantes
  • Dos representantes de mujeres que se han beneficiado de los servicios del Centro de Lina
  • Dos representantes de la comunidad

A su llegada al Consejo de administración, cada administradora recibe un archivo que contiene los documentos administrativos que le permiten desempeñar bien su rol. De acuerdo con los procedimientos generalmente aceptados, el consejo nombra una persona como presidente, una secretaria y una tesorera para asegurar la buena gestión de la organización. Cabe señalar que las organizaciones municipales también ofrecen formación gratuita a quienes deseen mejorar sus conocimientos sobre diversos aspectos inherentes a la gestión de una organización sin fines de lucro.

Para saber más sobre las actividades del Centro de Lina, consulta las distintas memorias de actividad de nuestra organización.

Patrocinamiento